Arcilla verde - 250 g
  • Arcilla verde - 250 g

Arcilla verde - 250 g

3,55 €

Es un tratamiento natural a base de arcilla y algas que tienen una acción desintoxicante que principalmente elimina toda clase de toxinas de la piel.

Cantidad

Es un tratamiento natural a base de arcilla y algas que tienen una acción desintoxicante que principalmente elimina toda clase de toxinas de la piel, bien sea de la cara o del cuerpo, y a su vez se encarga de regenerar todo el tejido que esta maltratado o dañado.

 

Pero al mismo tiempo la Arcilla Verde es una especie de mascarilla o tratamiento que tiene acciones depurativas, desintoxicantes y calmantes que retira abscesos, impurezas y todo tipo de elementos no deseadas en tu piel, con lo cual estará siempre limpia y con la mejor apariencia que puedas lograr.

 

Precauciones:

No se han descrito.

 

Composición:

Arcilla verde 96% y spirulina maxima S&G (4%)

 

Modo de empleo:

Se aconseja poner una cucharada sopera de arcilla verde en un recipiente adecuado (no metálico ni plástico) y añadir poco a poco 2 cucharadas soperas de agua o infusiones , hasta obtener la consistencia deseada (no mezclar con ningún tipo de aceite). Aplicar sobre la cara o la zona deseada una fina capa, dejar que actúe y retirar con agua tibia antes de que se seque totalmente.

 

- Mascarilla Facial: Se aconseja poner una cucharada sopera de arcilla verde en un recipiente adecuado (no metálico ni de plástico) y añadir poco a poco agua mineral ó infusiones, hasta obtener la consistencia deseada. La mascarilla debe ser de consistencia firme para que no chorree, pero tampoco debe hacerse demasiado espesa. Aplicar sobre la cara y cuello, evitando el contorno de ojos y labios, una fina capa, dejar que actúe unos 10 minutos y retirar con agua tibia antes de que seque totalmente. Posteriormente se puede aplicar una crema hidratante.

 

- Cataplasma Corporal: Extender la arcilla con la consistencia deseada sobre la zona a tratar y repartirla con una espátula no metálica, con un grosor de aproximadamente 1 a 2 centímetros. La cataplasma debe ser de consistencia firme para que no chorree, pero tampoco demasiado espesa. Aplicar la cataplasma, dejando la arcilla en contacto con la piel, y mantenerla con una venda o con un paño seco, sin apretar demasiado. Si la cataplasma se utiliza sobre una zona irritada, poner entre la arcilla y la piel una gasa fina. Cuando la cataplasma esté casi seca, retirarla y eliminar los restos de arcilla con agua tibia, después secar la piel con una toalla de algodón.

 

- También se pueden realizar baños para suavizar la piel: Verter de 2 a 4 cucharadas de arcilla en un vaso grande de vidrio, añadir agua mineral y agitar con una cuchara no metálica. A continuación, agregar la mezcla al agua del baño. A nivel general, el tratamiento tradicional se aconseja realizar de dos a tres baños semanales durante 21 días, repitiéndose en caso necesario con un período de descanso de una semana. Se recomienda realizar en una tina o cuba y no en la bañera pues el barro obstruye los desagües. 

Es un tratamiento natural a base de arcilla y algas que tienen una acción desintoxicante que principalmente elimina toda clase de toxinas de la piel, bien sea de la cara o del cuerpo, y a su vez se encarga de regenerar todo el tejido que esta maltratado o dañado.

 

Pero al mismo tiempo la Arcilla Verde es una especie de mascarilla o tratamiento que tiene acciones depurativas, desintoxicantes y calmantes que retira abscesos, impurezas y todo tipo de elementos no deseadas en tu piel, con lo cual estará siempre limpia y con la mejor apariencia que puedas lograr.

 

Precauciones:

No se han descrito.

 

Composición:

Arcilla verde 96% y spirulina maxima S&G (4%)

 

Modo de empleo:

Se aconseja poner una cucharada sopera de arcilla verde en un recipiente adecuado (no metálico ni plástico) y añadir poco a poco 2 cucharadas soperas de agua o infusiones , hasta obtener la consistencia deseada (no mezclar con ningún tipo de aceite). Aplicar sobre la cara o la zona deseada una fina capa, dejar que actúe y retirar con agua tibia antes de que se seque totalmente.

 

- Mascarilla Facial: Se aconseja poner una cucharada sopera de arcilla verde en un recipiente adecuado (no metálico ni de plástico) y añadir poco a poco agua mineral ó infusiones, hasta obtener la consistencia deseada. La mascarilla debe ser de consistencia firme para que no chorree, pero tampoco debe hacerse demasiado espesa. Aplicar sobre la cara y cuello, evitando el contorno de ojos y labios, una fina capa, dejar que actúe unos 10 minutos y retirar con agua tibia antes de que seque totalmente. Posteriormente se puede aplicar una crema hidratante.

 

- Cataplasma Corporal: Extender la arcilla con la consistencia deseada sobre la zona a tratar y repartirla con una espátula no metálica, con un grosor de aproximadamente 1 a 2 centímetros. La cataplasma debe ser de consistencia firme para que no chorree, pero tampoco demasiado espesa. Aplicar la cataplasma, dejando la arcilla en contacto con la piel, y mantenerla con una venda o con un paño seco, sin apretar demasiado. Si la cataplasma se utiliza sobre una zona irritada, poner entre la arcilla y la piel una gasa fina. Cuando la cataplasma esté casi seca, retirarla y eliminar los restos de arcilla con agua tibia, después secar la piel con una toalla de algodón.

 

- También se pueden realizar baños para suavizar la piel: Verter de 2 a 4 cucharadas de arcilla en un vaso grande de vidrio, añadir agua mineral y agitar con una cuchara no metálica. A continuación, agregar la mezcla al agua del baño. A nivel general, el tratamiento tradicional se aconseja realizar de dos a tres baños semanales durante 21 días, repitiéndose en caso necesario con un período de descanso de una semana. Se recomienda realizar en una tina o cuba y no en la bañera pues el barro obstruye los desagües. 

Nuevo